Los bailes de los salvajes

Escrito por elsouldelperezoso 04-04-2012 en General. Comentarios (0)

Fuente: Época del caucho: imágenes del horror

 

 

 


19


Se enrabietó y se rascó la espalda con furia con el tronco, no hay turista que se precie que no vea bailar a los Uitoto alrededor de una maloca, refunfuñó. Se tocó la nariz húmeda. Siguió en su perorata, lo siguen haciendo por el río Momón. En Pucaurquillo, por el Ampiyacu o cuando el Alcalde los contrata para recibir a los turistas a la ciudad del amor como también se le conoce a Isla Grande. Aunque a veces, más que amor hay sexo, sí, el negocio del sexo y de los pederastas que andan a sus anchas, con impunidad. Respira, toma aire, siente a ratos que las fotografías se empecinan en señalar un camino pero al mirarlas se da cuenta que hay otros senderos de interpretación. Es una visión feble del caucho que nos intenta convencer el pariente del Gran Jefe pero que se desploma al aguzar cada foto. Se observa un grupo grande de bailarines con taparrabos, con unas varas largas, seguramente, cantando como aquella vez en la maloca de Pucaurquillo mambeando coca y comiendo yuca dulce con frutos silvestres, la boca se le hacía agua. Muchos jóvenes y niños. Algunos se ponen la gorra de los caucheros, es más, uno de los jefes aparece con gorra y vestido de blanco. Él es el más alto, lo mira desde una tarima. Es una fiesta ad hoc montada para el retratista visitante. A la vista no aparecen mujeres ¿te acuerdas de Rosa la que vivía en Betania?