El poder gomero y sus tentáculos

Escrito por elsouldelperezoso 29-03-2012 en General. Comentarios (0)

Fuente: Época del caucho: imágenes del horror

 

 

 

 

 

13

 

 

 

Caía una persistente lluvia que lo dejó aplatanado por unos minutos, es el chirimiri, la wuarmilluvia chasqueó con una sonrisa de sorna porqué esa palabra mixta quechua-castellana molestaba a su madre, es que ustedes no nos entienden, le graznó con fina ironía. Será todo el día lo indicó al mirar las nubles negras y muy bajas con un soniquete de resignación. Desde lo alto de los árboles avistaba que desde dentro del bosque salían bocanadas de humo como si fumaran, estarán quemando sus chacras, tumba y quema. Las gotas de agua le estaban calando pero se sentía muy cómodo. Los pelos del cuerpo cobrarían más brillo. Sentado recibía como una bendición el agua del cielo, la otra tarde advirtió que el moho se trepaba por su espalda, no se dio cuenta. Remojado se apoltronó cerca de unas ramas de muchas hojas, se escondería de la garúa. Le golpeó en la memoria el té de uña de gato, Uncaria tomentosa que preparaba la abuela, hijo para que no bajes tus defensas. Con ese sabor a la infusión miró la fotografía donde salía el jefe del país del horror acompañado de uno de sus socios o empleado, llevaban trajes claros y sombreros. Al lado de ellos tres policías o soldados que pertenecían al Ejército ¿Acaso no era el salvador de la patria contra el invasor colombiano? Esa fue una excusa para nadie interviniera en esos territorios, hicieron de la vista gorda ante los asesinatos y torturas, comentó un anciano Kukama con congoja. En este mismo lugar de la estancia varios personajes fueron retratados. La foto es redondeada con una perra y en perro a los pies de los jefes o militares. Sin buscarlo el poder ha sido retratado en su esencia junto a ejecutores del orden y la represión, y para más pistas con sus perros. Una gran metáfora, río sin disimulo, se le escabulló al fotógrafo. Una gota resbaló de unas de las hojas y cayó en la foto, justo en la cara del jefe regordete y bigotudo desdibujándose.