Las wuarmis

Escrito por elsouldelperezoso 20-03-2012 en General. Comentarios (0)

 

Fuente: Época del caucho: Retratos del horror

 

 

4

 

 

La historia no registra

nuestros éxodos, los últimos viajes

aventados desde ríos intranquilos

Ana Varela

 

 

Husmeaba las fotos pegajosas por la humedad del trópico. A ratos llovía pero las gotas de agua que formaban charcos no llegaban donde él estaba sentado mirando esas imágenes, hizo una pequeña tarima con las ramas secas del monte. Absorto. La primera fotografía le dejó pensando lo que se ocultaba detrás esas imágenes de aparente tranquilidad, ¿será así el progreso que tanto hablan? De un lado, familias felices con trabajos, casas y coches pero aguzas un poco y te encuentras grietas profundas [hipotecas, deudas, resentimientos, veniales deslealtades, moobing, toxicidades laborales] Por un rato le rondó la idea que era él el solitario del bosque. No se movía una hoja ni cantó una cigarra ¿Estaré en la parcela del diablillo montaraz que renquea? Por breves segundos todo se suspendió. Se rompió esa efímera magia al escuchar el canto lúgubre de esa mujer que anda buscando a sus hijos por la selva. Un himno embaucador, se tapó los oídos como Ulises ante los cantos de sirena, es que el desánimo quería rebozar su corazón. Se repuso y, felizmente, la intensidad de la cantinela cada vez era menor, la mujer se alejaba con su paso torpe, cuántas mujeres con hijos pasearán así por esta patria de los bosques, replicó para sí mismo. Una de los fotos que miraba detenidamente era de la una chica ¿era menor de edad? Tenía toda la apariencia, una mirada de impúber. Era una muchacha indígena vestida de un vestido largo oscuro, orlado con dibujos geométricos y étnicos en la parte de arriba. Miraba la cámara. Estaba descalza sobre el suelo de tierra. Llevaba de la mano a un niño pero si se detienen a ver como asía al niño observa que no lo coge tiernamente. Lo agarra casi de la muñeca, no, de una mano afectuosa ¿Era la madre del niño? ¿Quién era el padre? ¿La chica que cuidaba al párvulo? El niño vestía todo de blanco y descalzo como ella, ¿era huérfano? El crío de cabello corto, ojos rasgados y mirando, profesionalmente, al fotógrafo como si antes hubiera sido retratado. Detrás de ellos se levantaba una cerca hecha de madera de monte, le recordaba a las cercas de madera de su infancia. Los maderos unidos, atados con sogas del monte. No se observa que los plegaran con clavo. Son seres anónimos, sin nombre o ¿será Teresita, la hija del indio Caruso Muinane, del clan etogaro, gente de pájaro carpintero, que fue arrancada de la sección Matanzas?