Los empleados de la Peruvian

Escrito por elsouldelperezoso 28-03-2012 en General. Comentarios (0)

Fuente: Época del caucho: imágenes del horror

 

 

 

 

12

 

 

 

A momentos quería despatarrase y dormir un poco. Pero la pesadilla le pinchaba el sueño. Tratar de cerrar los ojos era un incordio. Se mantenía insomne. ¿Mutaré y seré un nictálope? Se alisó la cabeza, olió el sudor de sus cerdas y se sintió, ignoraba por qué, más cómodo. La fotografía que eligió era de un cuarteto de caballeros, ¿el Cuarteto de Alejandría? ¿O el cuarteto exterminador? Salían dos imberbes y dos con bigotes a lo Charles Bronson o al revés, el actor imitaba a ellos. Cada individuo de diferentes tamaños aunque hay uno de ellos que es muy bajo y posa con un sombrero en la mano. Todos en camisa o camiseta blanca. ¿Han sido retratados cuando empezaba o terminaba la jornada? No se sabe, aunque parece que ha sido en la mañana, no hay indicios o señas que hayan estado metidos en el barro. Casi todos mueven el lado derecho del brazo, dos de ellos en media jarra. Ponen el brazo en la cintura, en el bolsillo, en actitud espera o ¿de desconfianza?, ¿dudan del retratista?, ¿del momento del clic? Parecen tranquilos como operados hasta, por que no decirlo, amables y para nada miñambres ¿Y los empleados de Barbados no estaban en el momento de la foto? Las crónicas y testimonios los señalaban a estos capataces como los serafines de la crueldad. Cumplían ciegamente los mandados. No hay nada que hacer, el fotógrafo fue con la lección aprendida. Cuando menos aspavientos hiciera, mejor. Por eso su obsesión de no remover nada. No hagan olas que me ahogo. Se tomó sus cautelas. La imagen la tomó en la misma casa de la wuarmi que sale en la crónica 4. Es un bestiario de fotografías de lo que pudo ser pero no lo fue, gruñó antes de rascarse la espalda en el tronco del árbol.